La abstención del PP permite aprobar una operación de tesorería para pago a proveedores

Los grupos municipales PSOE e IU aprobaron ayer con sus 10 votos la concertación de una operación de tesorería de 1.750.000 euros destinada a trasladar la deuda con proveedores a los bancos. 

 

El PP se abstuvo, permitiendo la aprobación de la misma. PA y PSEI votaron en contra.
El principal proveedor que cobrará gracias a esta operación es la empresa Ecilimp, concesionaria de varios servicios como la recogida de basura, la limpieza y baldeo de calles, la limpieza de colegios o el servicio de asistencia de la Ley de Dependencia, y con la que el consistorio arrastra una deuda de más de 3 millones de euros.

El pleno del Ayuntamiento de Écija debatió ayer la concertación de una operación de tesorería con la entidad Cajasol por importe de 1.750.000 euros, con un tipo de interés al 4,9%. Esta cantidad irá destinada a pagar a 80 proveedores del Ayuntamiento, trasladando de esta forma la deuda al banco. Básicamente, señaló el Delegado de Administración Municipal y Hacienda, José Joaquín González, “esta operación no amplía la deuda en el sentido de que se deba más dinero, sino que se traspasa la deuda con los proveedores a la entidad bancaria, y de esta manera daremos oxígeno a varias empresas de Écija, autónomos, asociaciones y colectivos, entre ellos a Ecilimp”.
Ecilimp es la empresa dedicada en Écija a la recogida de basura, baldeo y limpieza de calles y colegios, y adjudicataria del servicio de asistencia de la Ley de Dependencia, a la que se le deben 3.546.000 euros aproximadamente, y que gracias a la aprobación de esta operación recibirá 850.000 euros para pagar a sus empleados/as.

Al comienzo del debate el Delegado de Administración Municipal y Hacienda, José Joaquín González, pidió al resto de concejales de la oposición que reflexionaran sobre sus posiciones para permitir, al menos, que la operación pasase el trámite del pleno. Recordemos que esta operación de tesorería ya fue llevada al pleno el pasado 22 de junio, y fue rechazada por PA, PP y PSEI, que suman la mayoría absoluta con sus 11 votos.

Y en ese sentido se pronunciaron desde el PP. Ricardo Gil Torresano, portavoz popular, anunció que su grupo renunciaba a la asignación que recibirá con la aprobación de la operación de tesorería, pues los pagos atrasados a los grupos municipales es uno de los apartados que se van a cubrir con esta operación. El edil popular destacó que la posición de su grupo se suavizaría para abstenerse y permitir pasar este trámite, “pues los trabajadores de Ecilimp, entre otros, no tienen culpa de la mala gestión del equipo de gobierno”.
No obstante, Gil-Torresano quiso hacer hincapié en algunos conceptos con los que no estaban de acuerdo en su grupo, como un pago a la SGAE o que sólo se paguen atrasos a “algunas asociaciones de vecinos y no a todas”.

Por su parte, el grupo municipal de IU fue el único, junto con el Equipo de Gobierno, que volvió a dar su voto favorable a esta operación. Salvador Bustamante indicó que “IU prefiere que la deuda esté con los bancos a que se le deba a las empresas y autónomos, pues la finalidad ahora mismo es intentar que se pierdan el menor número posible de puestos de trabajo, y si no se le paga a los proveedores, éstos tendrán que cerrar en muchos casos, dejando a trabajadores en la calle”.
En este sentido, Bustamante volvió a sugerir que todos los partidos deberían esforzarse por llegar a un pacto para dar estabilidad a este tipo de operaciones, “de manera que defendamos entre todos los intereses municipales y con el Pleno a una podamos pelear los intereses en los bancos a la baja”.
Salvador Bustamante se unió a la decisión de renunciar a que su grupo cobrase los atrasos.

En cuanto al PA, su portavoz, Fernando Reina, también expresó su rechazo a concertar la operación de tesorería, arguyendo que “la operación es un parche, porque vamos a seguir entrampados, y a finales de este año hay que devolver el dinero y no han explicado ustedes cómo van a hacerlo”.
Reina insistió en que se necesita un plan de ajuste entre el Ayuntamiento y la propia empresa Ecilimp, pues “si mensualmente facturan alrededor de 400.000 euros, en tres meses estaremos otra vez con el mismo problema”. Reina exigió medidas de ahorro encaminadas a que los ingresos por la recogida de basura vayan directamente a pagar a la empresa que gestiona este servicio.
El PA también hizo pública su renuncia a cobrar los atrasos de su grupo.

Finalmente, el portavoz del PSEI, Manuel Castilla, en la linea de planos y comparecencias anteriores insinuó que no entendía por qué no se le ha pagado a la concesionaria de la recogida de los residuos con los impuestos que pagan los ecijanos, entre ellos el de la basura. Es por ello que se negó a aprobar cualquier operación “mientras el gobierno no explique en qué se gastan el dinero, porque hacen ustedes muchos gastos inútiles”. Además, añadió que “el consistorio está pagándole a Ecilimp con solares municipales”.

El Delegado de Administración Municipal y Hacienda, José Joaquín González afirmó que en situaciones de emergencia hay que tomar medidas de urgencia, y con esta operación “no se crea más deuda, sólo se traslada”. González terminó su intervención solicitando a la oposición que vieran la aprobación de la operación como la “posibilidad de poder pagar a 80 proveedores, para que a su vez éstos puedan pagar a sus trabajadores, y mantener así los empleos, que es lo más importante tal y como está la situación a nivel general”.
El Grupo socialista también renunció a que su grupo cobrase los atrasos.

La votación se saldó con los 7 votos en contra del PA, y PSEI, los 10 votos a favor del Equipo de Gobierno (PSOE) e IU, y la abstención de los 4 ediles populares.

 

© 2016 iEcija.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies