Subvenciones a los afectados por el temporal durante los primeros días de diciembre

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo que autoriza la aplicación de las medidas contempladas en el Real Decreto de 18 de marzo de 2005, por el que se regulan las subvenciones en atención a determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica, a los hechos extraordinarios que han afectado a varias Comunidades Autónomas durante los primeros días del mes de diciembre de 2010.

El Consejo de Ministros ha decidido que el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, con la asistencia de los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas afectadas, en colaboración con las Administraciones Territoriales competentes, y con el asesoramiento técnico del Consorcio de Compensación de Seguros, efectúe con carácter inmediato las valoraciones de los daños susceptibles de ser resarcidos con arreglo a lo establecido en el citado Real Decreto de 18 de marzo de 2005, por el que se regulan las subvenciones en atención a determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica.

También el Consejo de Ministros ha acordado que el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, tramite con la mayor brevedad posible los procedimientos oportunos para la concesión de las ayudas y subvenciones que proceda conceder al amparo del real decreto citado, utilizando, en su caso, las posibilidades de tramitación urgente previstas en la legislación de procedimiento administrativo común.

Por último, las medidas necesarias para paliar los daños producidos en las infraestructuras públicas de titularidad estatal serán adoptadas por los Departamentos ministeriales afectados, en el ámbito de sus respectivas competencias y con cargo a sus disponibilidades presupuestarias.

Notables perjuicios

El fuerte temporal que ha afectado desde el pasado fin de semana a diversas zonas de la Península, especialmente a Andalucía, ha provocado el desbordamiento de ríos, cortes en carreteras y en el tráfico ferroviario, daños materiales en viviendas y en establecimientos mercantiles, y, lo más lamentable, la pérdida de vidas humanas.

Entre las consecuencias más graves de estos fenómenos, cabe destacar la inundación que el día 7 de diciembre afectó a un tercio del casco urbano del municipio de Écija, en la provincia de Sevilla, como consecuencia de la crecida del río Genil. Otra de las localidades sevillanas más afectadas ha sido Lora del Río, donde más de cien familias han sido desalojadas de sus viviendas como consecuencia de la crecida del río Guadalquivir y la anegación de un núcleo de población.

También fueron afectados por las intensas lluvias acaecidas municipios como Dos Hermanas, Los Palacios, Villafranca y Utrera, y las provincias de Córdoba, Jaén, Granada y Ciudad Real.

Por último, el día 9 de diciembre una inundación de las vías del AVE entre las localidades cordobesas de Villanueva de Córdoba y Adamuz mantuvo cortado durante tres horas el tráfico de trenes de alta velocidad entre Madrid, Málaga y Sevilla, lo que afectó a unos diez convoyes que tuvieron que regresar a las estaciones de Córdoba y Ciudad Real.
© 2016 iEcija.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies