El PROTEJA 2010 destinará 841.723 euros a Écija

Los ayuntamientos deben presentar antes del 1 de julio el primero de sus proyectos con el objetivo de generar empleo y reactivar las economías locales. En el caso de Écija, este primer proyecto consistirá en la reparación de daños causados por las lluvias de este invierno en la carretera de la urbanización Cuesta Blanca.

La Junta de Gobierno local ha aprobado hoy una propuesta del Área de Urbanismo y Medio Ambiente relativa a la solicitud de participación en la aplicación del subprograma municipal PROTEJA, al amparo de lo dispuesto en el Decreto Ley 3/2010, de 8 de junio, por el que se modifica, amplía y aprueba una nueva edición del programa PROTEJA y la aprobación de propuestas de financiación para actuaciones en el municipio de Écija.

En concreto, en Écija el primer proyecto presentado es el arreglo integral de la carretera que une la urbanización Cuesta Blanca con la ciudad, pues debido al temporal sufrido este invierno, esta vía de acceso se ha visto muy dañada, hasta el punto que existen tramos en los que apenas hay carretera, sólo agujeros. Este proyecto tiene un presupuesto de 7.135 euros. El resto de proyectos presentados por el consistorio astigitano se irán conociendo en los próximos días.

El Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (PROTEJA), aprobado por el Consejo de Gobierno del pasado 8 de junio, destinará 43.882.771 euros para financiar proyectos generadores de empleo en Sevilla y su provincia. Écija recibirá 841.723 euros en base a los criterios de reparto del Plan: el 20% de la inversión responde a la población y el 80% se vinculará de manera directamente proporcional a la media del paro registrado entre los meses de mayo de 2009 y abril de 2010.

La nueva edición del Plan Proteja extiende su ámbito de actuación a la contratación de servicios, limitado, en 2009, al contrato de obras. El Proteja 2010 amplía el perfil de los beneficiarios dando prioridad a las mujeres y a los colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado de trabajo y prioriza, además, los proyectos dirigidos a paliar los daños ocasionados por los temporales del pasado invierno en aquellas localidades dónde aún existan infraestructuras dañadas.

El Proteja 2010 introduce, además, medidas para que las contrataciones beneficien al mayor número posible de personas y se realicen con el máximo tiempo de duración. Entre otras disposiciones, se prohíbe emplear por un periodo inferior al de la ejecución del proyecto y se exige que las personas demandantes no hayan tenido relación con la entidad empleadora durante los tres meses anteriores a la oferta de empleo.

En la misma línea, se refuerza el objetivo de que los proyectos financiados den lugar obligatoriamente a nuevos empleos. En relación con las personas aspirantes a ser contratadas, se otorga preferencia a quienes no reciban subsidios ni prestaciones y posean cargas familiares, con especial atención a las mujeres y a colectivos especialmente vulnerables como los parados de larga duración, los mayores de 45 años, los menores de 30 y los discapacitados.

En cuanto al sistema de pagos, el Decreto-ley introduce diversos cambios. Frente al anterior abono de la cuantía total en el momento de la validación del proyecto, y con el fin de agilizar su desarrollo, la Junta de Andalucía realizará ahora el pago en tres partes. Así, el Ayuntamiento recibirá en concepto de anticipo general el 20% de los fondos asignados al municipio; el 60% en el momento de la adjudicación y el 20% restante una vez justificado el proyecto.

Agilización de trámites
El nuevo Proteja establece también medidas para agilizar plazos y garantizar el inicio inmediato de las actuaciones. Como norma general, todas las obras deberán estar comenzadas en el plazo de cinco meses desde la entrada en vigor del Decreto-ley. Para ello, se unifican en un solo procedimiento los trámites de solicitud y presentación del primer proyecto, que deberán remitirse conjuntamente antes del próximo día 1 de julio. Para las posteriores propuestas de actuaciones, los ayuntamientos tendrán hasta el 15 de agosto.

Una vez recibido el visto bueno a cada proyecto presentado, los ayuntamientos contarán con un mes para licitar las obras o servicios. Para el desarrollo de los proyectos, el Decreto-ley establece un plazo máximo de ejecución de doce meses, prorrogables por otros tres en aquellos en los que se acredite una mayor complejidad.

El programa mantiene, finalmente, el plan formativo que ya se recogía en la primera edición. De acuerdo con esta iniciativa, los desempleados que finalicen su participación en las obras municipales participarán con carácter obligatorio en cursos de re-cualificación hacia profesiones emergentes, de tal forma que su paso por el programa signifique una oportunidad real de encontrar un posterior empleo. Aquellos beneficiarios que no cobran ninguna prestación tendrán derecho, además, a recibir una beca durante tres meses, equivalente al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

© 2016 iEcija.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies